Latin America & The Caribbean

Rehaciendo vidas: La necesidad de medios de vida sostenibles para las personas objeto de trata

Aportado por un miembro de la comunidad de origen • enero 31st, 2016

En opinión de la Alianza Global contra la Trata de Mujeres (GAATW por sus siglas en inglés), el impacto de las iniciativas contra la trata de personas se comprende mejor desde el punto de vista de quienes la han sufrido. En nuestra opinión, lo anteriormente expuesto es primordial para abordar dichas iniciativas desde la perspectiva de los derechos humanos. Hasta la fecha, no se han llevado a cabo muchas investigaciones con el fin de consultar a los servicios que atienden a las personas que han sido objeto de trata, ni para recabar sus comentarios acerca de la eficacia de servicio recibido o que necesitaron pero que no se les prestó.1

 

Por ello, en el año 2013, 17 organizaciones miembro de la GAATW de toda América Latina, Europa y Asia emprendieron un proyecto de investigación conjunto con el fin de analizar su propio trabajo de asistencia desde el punto de vista de quienes han sufrido la trata de personas. Los miembros de la GAATW entrevistaron a 121 mujeres, hombres y niñas supervivientes con el fin de conocer sus experiencias en cuanto a las intervenciones asistenciales y su proceso de recuperación post-trata. El proyecto aspiraba a diseñar programas de atención más sensibles a las necesidades de las personas que se atiende y a iniciar un proceso de responsabilidad por parte de todas las organizaciones e instituciones anti-trata.

 

El presente informe forma parte de un conjunto de tres en los que exponemos los principales hallazgos a partir de lo que las personas objeto de trata explican sobre determinados temas.4 El informe presenta lo que ellas cuentan sobre la necesidad de un medio de vida sostenible y la ayuda recibida para continuar con sus vidas tras la experiencia sufrida. El informe no pretende tener la última palabra ni marcar pautas sobre el tema. Más bien lo compartimos con el ánimo de mejorar en nuestras propias prácticas y con la intención de incluir la voz de las personas objeto de trata en nuestro trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *