Latin America & The Caribbean

Metodología de Teatro Reparatorio con Niños, Niñas y Adolescentes Vulnerados en sus Derechos

Aportado por un miembro de la comunidad de origen • mayo 8th, 2016

Es difícil definir qué significa la experiencia teatral, ya que para poder entenderlo a cabalidad hay que, como su nombre indica, experimentarlo. Hablo de experiencia teatral, porque más allá del teatro en sí como un lenguaje artístico o un resultado en el cuál se produce el rito de la representación frente a un público, el proceso de creación es una experiencia llena de matices, en la cuál el actor trabaja con sus emociones, sus recuerdos, sus temores, se enfrenta a sus capacidades y a sus limitaciones, tanto físicas como psicológicas y la mayoría de las veces se sorprende de lo qué es capaz de crear.

El ser parte de un proceso creativo te permite un espacio de libertad que pocas veces tienes la oportunidad de experimentar, te da un lugar en el cuál está permitido jugar sin muchas reglas, lo que te otorga herramientas para trabajar: el vínculo, la creatividad, el cuerpo, las emociones. Además, te entretiene.

Para niños extremadamente vulnerados, el crear este espacio tiene un valor inmenso, ya que la dimensión terapéutica de la creación es más grande de lo que se podría imaginar. Tomando como ejemplo el grupo de teatro “La tortuga y su escalera” sólo el nombre nos da una muestra de lo que pueden lograr. El hecho de que se hayan autodenominado así, nos habla de una toma de conciencia de su realidad y de una mirada profunda y humilde de sus logros. Se podría decir que comprendieron que el camino que les queda por recorrer es largo, pausado y cuesta arriba, sin embargo esta tortuga avanza o por lo menos eso es lo que parece ya que después de cinco años de taller de teatro han presentado cinco montajes creados por ellos y sus directoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *